NIRMÂNAKÂYAS

Nirmânakâya es aquel ser que, por “Compasión Infinita”, renuncia a su bienestar particular por descender a auxiliar a los que sufren y resolverles sus problemas.


El Nirmânakâya está libre del egoísmo, ha trascendido la personalidad y, por Amor Compasivo a la humanidad, decide consagrar su cuerpo físico a ser vehículo de la actividad del servicio que sea necesaria desplegar en beneficio de los más atrasados de la Tierra, hasta que lleguen a ser iluminados.


El Señor Buddha podría haberse quedado en el estado de Bienaventuranza que logró bajo el Árbol Boddhi, pero decidió volver su conciencia a la Tierra, para emprender un ministerio capaz de conducir a otros al estado que Él había logrado.


Extracto del Libro “COMPASIÓN INFINITA” de Rubén Cedeño