LA VOZ DEL SILENCIO


La "Voz del Gran Silencio" está dentro de cada uno, pero, para escucharla, hay que acallar las voces del mundo emocional y mental, y no todo el mundo está en capacidad de lograrlo, esto solo puede comenzar a atisbarse después de la Tercera Iniciación. La "Voz" de ese "Gran Silencio" que mora en cada ser, hace ver, con claridad, lo que es el "yo personal" y el "Dios Interior". Esto se puede lograr en una vida o a lo largo de varias encarnaciones.

"LA VOZ DEL SILENCIO MORA EN EL DISCÍPULO, Y AUN CUANDO ABANDONE POR COMPLETO EL SENDERO, LLEGARÁ EL DÍA. SIN EMBARGO, EN QUE RESONARÁ Y LO DESGARRARÁ EN DOS, SEPARANDO SUS PASIONES DE SUS POSIBILIDADES DIVINAS. ENTONCES, EN MEDIO DEL SUFRIMIENTO Y DE LOS GRITOS DESESPERADOS DEL ABANDONADO "YO INFERIOR", ÉL VOLVERÁ".

Extraído del libro Tercera Iniciación de Rubén Cedeño