MATA LA SED DE CRECIMIENTO


LECCIÓN 5

No es sano estar pendiente de cuantas personas creen en uno, ocuparse del adelanto que se tiene, del poder que se ha desarrollado, contar cuantas personas asisten a las charlas que se dan; lo que hay que hacer es seguir avanzando, como si no se hubiese hecho nada. Existe un grave peligro, si se cree que el crecimiento es del "yo personal" separado, y que la persona se está haciendo grande. Después de haber realizado una charla, una meditación o servicio con

mucho éxito y asistencia plena, es una práctica muy sana y maravillosa decirse a uno mismo:

"No hice nada. Introduzco esto en mi esfera de cristal y lo transparento".

Por ello, el Maestro Hilarión dice sabiamente, al respecto:

"CRECE COMO CRECE LA FLOR, INCONSCIENTEMENTE, PERO ARDIENDO EN ANSIAS POR ENTREABRIR SU ALMA A LA BRISA. ASÍ ES COMO DEBES AVANZAR ABRIENDO TU ALMA A LO ETERNO".

Extraído del libro Tercera Iniciación de Rubén Cedeño

Artículos Destacados