EL MAESTRO JESÚS

El Maestro Jesús enseña que Dios, el Maestro y hasta Él mismo se encuentran en cada persona: en el hambriento, el sediento, el forastero, el desnudo, el enfermo, el presidiario; por eso dice: “TUVE HAMBRE, Y ME DISTE DE COMER; TUVE SED, Y ME DISTE DE BEBER; ERA FORASTERO, Y ME ACOGISTE; ESTABA DESNUDO, Y ME VESTISTE; ENFERMO, Y ME VISITASTE; EN LA CÁRCEL, Y VINISTE A VERME. EN VERDAD TE DIGO QUE CUANTO HICISTE A UNO DE ESTOS HERMANOS MÍOS MÁS PEQUEÑOS, A MÍ ME LO HICISTE. CUANTO DEJASTE DE HACER CON UNO DE ESTOS MÁS PEQUEÑOS, TAMBIÉN CONMIGO DEJASTE DE HACERLO”.


Extracto del Libro “COMPASIÓN INFINITA” de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados