MADRE MARÍA


metafisica, madre maría

Poderosa, Radiante, Milagrosa, Victoriosa, Madre y Siempre Virgen María, te invoco con todo el Poder que tienes de hacer milagros, solucionar situaciones y resolver imposibles, para que hagas el milagro de milagros, el prodigio de prodigios, y realices el más grande de tus Milagros: Hacer a este país Libre. Toma en tus manos este territorio, su gobierno, su gente, y libéralos de toda "energía mal calificada" y destructiva; detén, rodea y disuelve el mal; instaura aquí el Reino de Dios, de la Luz y su Justicia. En el Nombre de Dios , convoco las Fuerzas más Milagrosas de las miles de advocaciones de la Virgen María que existen en cada uno de los países de todo el mundo, para que, con su poder, se introduzcan dentro de este territorio y expulsen de aquí toda falta de unidad, irrespeto a la vida, estancamiento, caos y ausencia de honestidad, y a cambio traigan: unidad, justicia, armonía, respeto a la vida, evolución, orden, libertad y prosperidad. Amada Madre María, envuelve a toda mi familia, mis vecinos, mi ciudad y mi país con la protección de la pureza y el "Concepto Inmaculado" de tu radiante Presencia. Envíanos, desde tu Inmaculado Corazón, un manto de Rosas Blancas, y haz que brille una Rosa Blanca en el corazón de cada ciudadano, para que solamente sienta amor, porque Tú eres quien pone fin a esta crisis ¡ya! Amén.

Extraído del libro SERVICIOS de Rubén Cedeño