EMIRATOS ARABES


Bajándome del avión, ya apenas puse la punta del pie derecho en el piso de Dubái, repentinamente y sin ningún tipo de premeditación, apareció en mi mente y en su totalidad con lujo de detalles la forma de escribir y comunicar la “Metafisica Islámica”. Por supuesto, expuesta en forma de libro.

Los musulmanes del mundo entero que exceden los mil trescientos millones de personas también tienen derecho de beneficiarse de la Metafisica en los términos de su religión. Ya tengo escrita e implementándose la Metafisica Cristiana; la Metafisica del Buddhadharma (Budismo); la “Metafisica del Judaísmo”; la Metafisica del Hinduismo en el Sanatanadharma; la Metafisica Helénica de Grecia; la Metafisica Egipcia; la Metafisica Azteca y la Metafisica Incaica, me faltaba la “Metafisica Islámica”, y se estaba haciendo presente. Pasé inmigración y aduana contemplando esta maravillosa visión en mi interior para la Metafisica Islámica, me sentía flotar, una sensación extraordinaria, como si rozara un leve destello de la gloria de uno de los cielos de Al-lāh. Eso hizo que transitara toda la tramitación de inmigración y aduana como si estuviese flotando por encima de las cosas, sin darme cuenta, relativamente no me pidieron nada. A cada uno de los inspectores que me tocó en las respectivas dependencias del aeropuerto, al verlo a la cara le decía con una sonrisa, voz recia, bien articulado y con el mejor acento árabe que podía salir de mi: “Allahu Akbar”, que quiere decir: “Dios es Grande”, me devolvían el saludo cortésmente y me daban paso con gesto de admiración y respeto. Me acordé que hacía años en Egipto me había pasado algo parecido al aparecerme por completo en la mente todo un estudio detallado sobre el Islam, y que hoy en día aparece escrito en el libro “Instructor Mundial”. Pero aun así me preguntaba: ¿por qué después de haber vivido en más de ocho países islámicos a lo largo de mi existencia era precisamente aquí en los “Emiratos Árabes Unidos” donde se me presentó esto? Lo más seguro es que la razón estaba en el cumplimiento del

“Principio de Correspondencia”: Como es Arriba es abajo.

Los Emiratos es uno de los países islámicos de más alto nivel socioeconómico, cultural y de progreso en el mundo y creo que esto permitió que se pudiera avizorar semejante asunto. Al llegar a mi habitación lo primero que hice fue abrir un archivo en la computadora para dedicarlo a esta nueva área de trabajo y así ir depositando allí la información de esta forma de ver la Enseñanza Metafisica. Por supuesto que busqué en mis archivos todo lo que había escrito sobre el Islam desde mi juventud en que visité a Egipto por primera vez, que fue el primer país musulmán que conocí en esta encarnación. No fue necesario que pasaran muchas horas, para que ya estuviera en el piso N°146, lo más alto a donde permiten llegar en el edificio “Burj Khalifa”, que es la construcción más alta edificada por el ser humano y