BENDICIÓN


La Bendición es el decreto mediante el cual se le imprime la Gracia Divina a una persona, situación, lugar o cosa. Lo que se bendice, aumenta y prospera. Solo se debe bendecir el Bien en todo.

La Bendición es el acto de alabar y engrandecer. Al bendecir el dinero, la salud, el bienestar, estos se multiplican, pero si bendecimos indiscriminadamente a un pobre, ladrón o facineroso, estaremos aumentando esa cualidad en él. Igualmente, cuando bendecimos el hogar, la familia o a un hijo, estamos aumentando lo bueno y lo malo también.

Solo debemos bendecir el bien o lo bueno, afirmando: "Dios bendice tu Bien". Si le damos una limosna a alguien debemos decirle: "BENDIGO TU PROSPERIDAD". Al bendecir el hogar, el trabajo o a algún familiar, digamos: "BENDIGO TU BIEN".