Cuando un sentimiento se registra en tu atmósfera, se queda allí hasta que lo disuelvas o lo consumas. Lo que se registra en tu atmósfera, solamente puede salir a través de tus sentimientos. Aunque las dos situaciones son indeseables, es mucho mejor que explotes y saques la cuestión de tu mente, a que guardes dentro de ti el resentimiento o rencor por haber sido herido, pues eso se registra en tu atmósfera interna. La palabra hablada, a menos que esté acompañada por un sentimiento de condenación o de furia, no grabará la inarmonia en tu atmósfera interna.

 

Es algo brutal, pero es la verdad y hay que decirlo; la mayor parte de la fuerza que los individuos descargan proviene de la ira o del resentimiento en alguna de sus formas sutiles. ¿Por qué? Porque genera sentimientos intensos. Quien no comprende esto o, comprendiéndolo, no lo controla, está demorando la hora de la victoria.

 

Puedes sentarte a escuchar una conversación destructiva sin ser afectado, siempre y cuando controles los sentimientos en el plexo solar. Nada puede entrar en tu mundo si no lo invitas. Cuando uno se pone furioso, instantáneamente agujerea  otras esferas de esa misma cualidad y una acumulación de la misma especie se filtra vertiginosamente. Cuida y gobierna tus sentimientos, porque si no, llegará un momento en que te sorprenderán sin que te des cuenta.

 

 

 

 

Extraído del libro Cuerpos Sutiles del Maestro Saint Germain

Colección Metafísica Sagrado Libro del Yo Soy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Artículos Destacados

MIÉRCOLES DE CENIZA Y CUARESMA

February 26, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

February 25, 2020

Please reload

Archivo
Please reload