LA MÁS GRANDE BENDICIÓN


MANGALA SUTRA

Cuando la noche estaba avanzada, una divinidad de hermosa apariencia, habiendo iluminado todo el parque, se acercó al Señor Gautama y lo reverenció; se paró a un lado y le dijo: Muchas divinidades y hombres, deseando la felicidad, han ponderado sobre lo que es una bendición. Dígame, ¿cuál es la más grande bendición?.

No asociarse con necios, asociarse con sabios, venerar a aquellos merecedores de veneración; vivir en un lugar adecuado, haber realizado acciones meritorias en el pasado y establecerse en lo que es correcto; poseer una inmensidad de conocimientos, tener habilidad en trabajos manuales, estar bien entrenados en moralidad y ser de lenguaje agradable; cuidar a la madre y al padre, sostener la esposa e hijos y tener una ocupación que no cause daño; ser generoso, practicar las Enseñanzas, sostener a los familiares y acciones irreprochables; abstenerse de hacer mal con la mente, el cuerpo y las palabras; abstenerse de intoxicaciones y negligencias en las acciones; respeto, humildad, contentamiento, gratitud y escuchar las Enseñanzas en el momento apropiado; tener paciencia, obediencia, ver a los monjes y platicar acerca de las Enseñanzas en el momento adecuado; tener autocontrol, llevar una vida noble, comprender las Nobles Verdades y realizar el Nirvana; tener una mente que no se conmueva por el contacto con las condiciones del mundo, sin pesar, pura y segura. Esta es la más grande bendición.

Aquellos que cumplan estos requisitos, son invencibles en todas partes y alcanzan la felicidad en todas partes. Esta es la más grande bendición para ellos.

Extraído del libro Enseñanzas del Señor Gautama de Gautama Buddha

Versión simplificada de Rubén Cedeño