EL SONIDO QUE ESCUCHÓ LA LIEBRE


DUDDUBHA JATAKA

Una mañana, mientras algunos estudiantes pedían limosnas, pasaron algunos ascetas de diferentes sectas que practicaban austeridades. Algunos de ellos estaban desnudos y yaciendo sobre púas. Otros se sentaban bajo el sol abrasador, alrededor de un ardiente fuego. Más tarde, mientras los monjes estaban discutiendo acerca del ascetismo, preguntaron al Señor Gautama: "Señor, ¿hay alguna virtud en esas duras prácticas ascéticas?" . El Señor Gautama les contestó: No, monjes. No hay ninguna virtud o mérito especial en ellas. Cuando ellos son examinados y probados, son como un camino sobre el estiércol o como el sonido que escuchó la liebre". Los monjes dijeron confundidos: "Señor; nosotros no conocemos acerca de ese sonido. Por favor, díganos como era". A causa de su requerimiento, el Señor Gautama les contó esta vieja historia.

Extraído del libro Enseñanzas del Señor Gautama de Gautama Buddha

Versión simplificada de Rubén Cedeño

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic