Antiguamente, para llegar a la Primera Iniciación, tú ibas ante el Tribunal Kármico, pedías pagar todo el karma que querías, y te venían todas las pestes y calamidades; generalmente te quedabas arruinado.

 

Esa es la historia del esposo de Carola de Goya, el señor Manuel Goya, quien vivía en la Habana. Él conoció a Annie Besant y pidió la liquidación de todo su karma, teniendo una gran central azucarera y siendo multimillonario, perdió todo, quedó arruinado, y se fue para Venezuela. Carola de Goya siempre contaba: "Es que él pidió pagar todo su karma para recibir la Primera Iniciación".

 

Hoy en día nadie tiene que quedarse arruinado, ni mocho, ciego, sordo o mudo, para recibir la Primera Iniciación; mas bien uno se ríe de ello porque parece un absurdo, pues se conoce la Transmutación de la Llama Violeta.

 

Cuando el Maestro Saint Germain dispensó la Llama Violeta, vino una revolución completa, y los requisitos para transitar el sendero ahora son:TRANSMUTA, CONSUME Y DISUELVE TODO LO NEGATIVO QUE HAS HECHO, Y NO CALIFIQUES. Allí se empiezan a encerrar gran parte de los requisitos de la Vivencia Espiritual en que estamos.

 

 

 

 

 

Extraído del libro Shamballa  -  New York  de Rubén Cedeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Artículos Destacados

GRAN, GRAN, GRAN SOL ESPIRITUAL CENTRAL

January 22, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

January 20, 2020

January 18, 2020

Please reload

Archivo
Please reload