MASAJES AROMATERAPÉUTICOS

Tenemos tres tipos de masajes aromaterapéuticos: en la espalda, en la cara y en los brazos, y en las piernas. El masaje en la espalda es muy relajante y tonificante a la vez; la razón es que, al masajear la espina dorsal, estimulamos todas las terminaciones nerviosas que se extienden por todo el cuerpo, exceptuando la cabeza, que es alimentada por los nervios craneanos. Esto no significa que al masajear la espalda no necesitemos los otros masajes, pero sí constituyen el área más importante de todo el cuerpo.

 

Al aplicar los masajes, estimulamos la provisión de Energía de cada órgano, la renovación de las células y su descongestionamiento. Cuando estamos aplicando el masaje, si encontramos zonas dolorosas, esto puede indicarnos problemas en los órganos que se corresponden con esos nervios. Estas áreas necesitan más atención y masajes más profundos.

 

El masaje facilita el contacto entre el curador y el paciente; este es un factor muy importante en la curación, y una forma directa y fácil de comunicación. Nuestras manos son extremadamente sensitivas y también son instrumentos de comunicación de nuestros sentimientos; las manos del curador comunican el Poder de la Curación a través de ellas, incluso, algunas veces, sin tocar el cuerpo. Todos tenemos la habilidad de curar; la meditación y el masaje son dos formas de desarrollarla. Cuando aplicamos un masaje, le comunicamos nuestros sentimientos a la persona a quien estamos aplicándoselo, por eso es tan importante estar en perfecta calma, mentalmente confiado. Nunca se debe aplicar un masaje si no se está completamente armonizado.

 

La primera vez que el curador toca al paciente, sus manos deben ser receptivas y tranquilizadoras. Antes de comenzar el masaje es aconsejable conversar un poco con el paciente. Mientras lo tocamos, podemos sentir sus tensiones, receptividad, la textura de su piel, los espasmos musculares. Nuestras manos descubrirán áreas congestionadas, con dolores, partes hinchadas, cansancio, fatiga. Al final de este primer contacto, nuestras manos habrán hecho su propio diagnóstico.

 

Nuestras manos curan no solamente a nivel físico, sino a nivel espiritual. La Energía que fluye a través del curador es transmitida al paciente por medio de sus manos; por ello, para curar es necesario sentir simpatía, compasión, el deseo de ayudar al paciente y la aceptación de ser un canal a través del cual se vierte el Amor Divino y los Poderes Curadores desde la Conciencia Ascendida de Curación.

 

El masaje aromaterapéutico es una combinación de varias técnicas: movimientos suaves y relajantes, estimulación en los puntos de presión y masaje neuromuscular.

 

Los propósitos del masaje aromaterapéutico son:

 

  a) Ayudar a la absorción de las esencias.

  b) Estimular y/o relajar.

  c) Tratar de estimular localmente la circulación de energía a través de los meridianos y los puntos de presión.

 

 

 

 

Extracto del Libro: “AROMATERAPIA” de los MAESTROS ASCENDIDOS.

 

 

Please reload

Artículos Destacados

CONSUMIR LO QUE PERTURBA

May 28, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo