El humano, interrogándose sobre su existencia y el origen de su "Ser", de forma lógica, se dio cuenta de que, al evolucionar, él era la consciencia en medio del Origen de la Vida y la Naturaleza misma. Entonces, en un momento determinado, el humano divinizó la "Consciencia del Ser" como Krishna, en India, Osiris, en Egipto, Apolo, en Grecia,  Mitra, en Persia, o Jesús, para los cristianos. La gente le ha atribuido respuestas a los rezos e invocaciones hechas a estas personificaciones del "Ser", que constituyen el aspecto hijo.

 

De esta forma, lentamente, fueron conformándose, de manera natural, las trinidades, teniendo sus principios en el Origen de la Vida, la Consciencia y la Naturaleza. Más adelante, el Origen fue asociado con el Espíritu, la Naturaleza, con el cuerpo; y la Consciencia, con el Alma. De esta manera, quedó estructurada la Trinidad Humana de Espíritu, Alma y Cuerpo.

 

 

 

 

 

Extraído del libro Consciencia de si mismo - Psicología del Alma de Rubén Cedeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Artículos Destacados

SEÑOR GAUTAMA - ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020

December 9, 2019

1/10
Please reload

Artículos Recientes

December 5, 2019

Please reload

Archivo
Please reload