PORTADORES DE LA LUZ


Amados Espíritus infinitos de Luz y Vida Eterna, que guardan mi redención dentro del latido de sus corazones, los saludo en nombre de la Santa Hermandad que solo vive para liberarlos.

Me inclino ante la luz que se haya dentro de la flameante presencia de sus corazones, porque esa luz es la esperanza del mundo, es la garantía de un lugar permanente en el Sistema Solar para la Tierra, que ha sido el anfitrión de ustedes durante siglos. Dentro del latido de sus corazones está la redención de la energía que ha amortajado sus vestiduras de inmortalidad. Dentro de ese latido está la Alquimia Divina por medio de la cual el llanto de dolor y agonía que se eleva en la atmósfera, puede ser transmutada en un himno de alabanza y unirse a la gran música de las Esferas como el Himno de la Libertad para una Estrella que debe brillar

¡con la luz de un sol físico!.

Extraído del libro Anciano de los días de Sanat Kumara

Artículos Destacados