SANAT KUMARA Y SU NECESIDAD DE DEJAR LA TIERRA