Partiendo de la energía del "Ser" , la mente ha creado una personalidad en la que rige la preconsciencia, que es instintiva, básica, capaz de ilusionarse, mentir, aparentar, ignorar, rechazar, destruir, carecer, crear entornos desagradables, desarmonizar, ser conflictivo, desordenada y rencorosa. Mientras existan ganas de competir, deseos de ser el mejor, de demostrar que se está más desarrollado, que se es más espiritual, que se está en esta o aquella creencia que es superior, no se está en el "Ser", sino en la personalidad, y se dista mucho de "Él". 

 

Tu personalidad puede creer que el "Ser" es un concepto lejano, sin interés, que se explica con palabras; algo teórico, que se aprende en una charla o libro y ya está. Pero el "Ser" no es una aparición mágica, surrealista, paranormal, ni una alucinación; tampoco es una lámina, aunque ésta resulte un maravilloso instrumento para comprenderlo y se vea muy hermosa.

 

 

 

 

Extraído del libro Conciencia de sí mismo - Psicología del Alma de Rubén Cedeño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Artículos Destacados

ACEPTEN EL SENTIMIENTO DE PAZ DE GAUTAMA

March 27, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

March 30, 2020

March 25, 2020

Please reload

Archivo
Please reload