OBSTÁCULOS PARA CONTACTAR EL CRISTO