FORMALISMOS


Muchas personas, al cambiar de una religión, creencia, filosofía o grupo espiritual a otro, lo que hacen es reemplazar conceptos, formalismos, estructuras, esquemas, pero siguen en lo mismo, continúan presas de aquello de lo que huyen, persisten en su misma arrogancia, inconsciencia, odio, ignorancia, incapacidad, frustración y complejos. Al hacer esto no consiguen nada nuevo, original o diferente. Lo que han echo es revestir algo viejo con otra cosa supuestamente nueva, pero, en el fondo, sigue siendo lo mismo y por eso, no logran una transformación. La única manera en la que puede transformarse una persona es rompiendo con lo antiguo, lo tradicional, la costumbre, el esquema; es posible conseguir esto a través del encuentro consigo mismo en la Meditación.

Extraído del libro Encuentro consigo mismo o Meditación de Rubén Cedeño

Artículos Destacados