SABER SOBRE EL SER


Como tú eres un "Ser", te conviene saber sobre él, comprenderte y, si se puede, tratar de ubicarlo, contactarlo, percibirlo, sin la intervención de alguien que venga a decirte cómo es tu "Ser" en particular; aunque a veces es necesario que alguien, que sepa sobre ello, te facilite su descubrimiento, comprensión o realización.

La "Conciencia del Ser" no se consigue rezando, decretando, diciendo que se conocen los libros de este u otro autor o maestro, o determinadas teorías. Todas estas cosas son infantiles al lado de la Realización del "Ser". Líder es cualquiera que se aprende tres o cuatro argumentos y los repite, pero poseer la "Conciencia del Ser" es otra cosa.

El "Ser" no necesita de nada externo para manifestarse, para ser, para existir. El "Ser" madura, se afianza, comprende , se fortalece, se unifica, se cohesiona en la soledad, la observación, la investigación, el silencio, donde hay encuentro con lo que se Es.

Extraído del libro "Conciencia de sí mismo" - Psicología del Alma- de Rubén Cedeño