¿ES RUBÉN CEDEÑO METAFÍSICO?

¿Es Rubén Cedeño metafísico? Nunca se ha proclamado como tal. ¿Es un maestro espiritual? Jamás lo ha dicho de sí mismo. ¿Está en un camino espiritual? Él no habla de esas cosas. ¿Canaliza a los Maestros? Siempre lo niega rotundamente. ¿Es continuador de Conny Méndez? No se ha declarado como tal, aunque algunas personas lo consideran.


Basta dar una ojeada por algunas páginas web, cartas que escriben y ciertos comentarios –no muchos, pero los hay- de personas que cuestionan la espiritualidad e identidad metafísica o espiritual de Rubén Cedeño y que lo critican duramente. ¿Será él así? ¿Es acaso humanitario, perdonador, serio, decir todas esas cosas de una persona? ¿Acaso los que hacen estos comentarios se comportan como aconsejan los Maestros, cuando instan al perdón, al amor compasivo, a no criticar, condenar, ni calificar, a amar al prójimo como a sí mismos? ¿Pero por qué se ocupan tanto de la personalidad y el status espiritual de Rubén Cedeño? ¿Acaso él lo hace con los demás? ¿Lo hace con otras escuelas? ¿Dónde están sus críticas destructivas, condenaciones, juicios a personas y escuelas espirituales? ¿Dónde se anuncia o se hace anunciar como maestro, espiritualista, lleno de virtudes, seguidor de Conny Méndez o contacto con los Maestros?


Rubén Cedeño nunca le ha pedido a nadie que lo invite a dar una conferencia; cuando da charlas, es porque lo invita la gente; jamás ha cobrado por una sola conferencia ni le dan un centavo por ellas; nunca lo han escuchado decir ni ha escrito que lo sigan, que lo alaben, y esto se puede comprobar yendo a las charlas, donde ni siquiera es anunciado por un presentador cuando da conferencias públicas. Entonces, ¿por qué o para qué lo invitan? ¿Por qué leen sus libros y para qué los editan? ¿Qué les pasa? ¿Por qué les molesta lo que hace? ¿Por qué se ocupan de él? Deberían observarse en este hecho. Si acaso fuera verdad lo negativo que algunas personas dicen de él, ¿no les parece que con no ir a sus conferencias, no leer sus libros, no ocuparse de él, no darle un centavo en caso en caso de que se los pidiera y no pensar en él, bastaría?


El propósito de este escrito no es defender o justificar a Rubén Cedeño; es que todo aquel que se le acerque, lea o quiera publicar sus libros, o lo invite a dar una conferencia, tenga totalmente en claro con qué finalidad lo hace, tenga respondidas para sí mismo las preguntas que en este escrito se hacen y tenga respuestas a los comentarios que puedan suscitarse. Porque que cuando no se está claro el por qué se invita o se asiste a una charla de Rubén Cedeño –puede ser creyendo que es un metafísico famoso, un maestro o algo que no sea meramente aprender, conocerse a sí mismo, observar sin calificación, corregir los defectos, tanto externos como de personalidad, comentarios, juicios o condenaciones--, saltará algo que, de inmediato, los hará decepcionarse de él.


Extracto del Libro: “Reflexión Interior” de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo