EL NOMBRE DE UN SER DE LUZ


Benditos y amados seres, ustedes nos han llamado para que ingresemos en la atmósfera de la Tierra. Nosotros hemos acudido muchas veces, en eras pasadas, y muchas en la presente era, y continuaremos haciéndolo, aunque sólo sea un corazón el que Nos invoque solicitando asistencia Divina.

Incluso en el reino no ascendido, cuando un individuo pronuncia el nombre de ustedes, de forma inmediata, se vinculan con la energía de esa persona, esta es una Verdad Divina. Luego, dirigen su atención hacia dicho individuo y le brindan la ayuda que él requiere, a pesar de que ustedes no son seres plenamente libres en Dios.

Piensen, entonces, lo que sucede cuando se mencionan Nuestros nombres, el nombre de cualquiera de nosotros que formamos parte de la Hueste Angélica, Cósmica o de la Luz Divina. Cuando Nuestros nombres son invocados, Nosotros acudimos, sin dudar, con la plenitud de nuestro Amor, y descargamos la totalidad de Nuestro Poder dentro, a través y alrededor de ustedes; dentro, a través y alrededor de la Tierra y de todo lo que se encuentra aprisionado, derramando la Bendición de Nuestros nombres y presencias.

Extraído del libro "Poder de la Invocación" del Arcángel Zadkiel

Artículos Destacados