MAGNETICEN LOS PODERES DIVINOS


Atraer los poderes del bien es un proceso tan mecánico como el de magnetizar una pieza de acero por medio del agente apropiado. Cuando renuncien, conscientemente y por propia voluntad, a todos los deseos destructivos de sus vehículos externos, otorgándole así la libertad a la Inmortal Llama Crística que vive en el interior de sus seres, y reconociendo el pleno Poder de esta Santa Llama, comenzarán a magnetizar, por intermedio de sus benditas corrientes de vida, la plenitud de sus Planes y Patrones Divinos. Del mismo modo, empezarán a atraer los Regalos y Poderes de los Seres que habitan en el Reino Divino, quienes, a su vez, los derramarán en la atmósfera de la Tierra hasta llenarla de una radiación multicolor magnífica y positiva, donde las sombras no puedan existir.

Amados, este Poder de magnetizar los Dones y los Poderes Divinos por medio del Fuego Sagrado debe ser utilizado y debe volverse práctico, a través de actos y hechos concretos. Deseamos profunda y sinceramente que ustedes comiencen a experimentar con el uso de este Poder del Fuego Sagrado que existe dentro de sus corazones, para que así magneticen no solo Nuestra Presencia, sino también Nuestra Radiación, Nuestros Regalos y Nuestras Virtudes.