PROTECCIÓN


"¡Dios! Mi Magna Presencia, rodéame con tu Poderoso Círculo Mágico, para que nada distinto a ti pueda entrar en ningún momento. Cuida que esto sea sostenido sin interrupción en todas partes; y con tu Sabiduría y Poder invencible, permíteme gobernar y calificar eternamente todo pensamiento y acción externa con tu pleno dominio"

Artículos Destacados