APLICACIÓN RÍTMICA DEL FUEGO VIOLETA

Me doy cuenta de que continúan luchando con la conciencia humana; pero deben darse cuenta de que todas las circunstancias y estímulos externos que aún los sacan del centro de su Ser, solo lo hacen porque esa vibración pasa a través de sus vehículos más rítmicamente y con más poder que el Fuego Violeta. Para desprenderse de circunstancias o estímulos externos y, de ese modo, no reaccionar o impacientarse por ellos, deben invocar, comandar y demandar, de manera rítmica, al Gran “YO SOY”, para que el Fuego Violeta se convierta, en sus conciencias, en una Fuerza mayor que cualquier situación externa, sin importar cuán dolorosa o repetitiva pueda ser. Esta es la maestría que están buscando.


Con el tiempo, esta invocación continua y amorosa a la Ley de la Vida, dirigirá toda la atención de ustedes de regreso hacia los impulsos internos de la Presencia “YO SOY” y hacia las directrices del Plan Divino que, originalmente y con tanto entusiasmo, se ofrecieron a servir, hace mucho tiempo.


Algún tiempo atrás,