PRESENTE

Hay Orden y Libertad cuando se vive la plenitud del presente. Cuando uno come, come; y cuando camina, camina. Viviendo así, de presente en presente, sin conflicto, desaparecen la mente, las emociones, el "yo personal". De ese modo es imposible sentir odio, rencor, no existe pasado ni traumas, solo puede haber Bienaventuranza.

Cuando se vive el presente en su totalidad, todo sucede como si fuera la primera vez, todo es nuevo, distinto, renovado, y en ese presente no hay conflicto, hay Perdón y Amor Compasivo, es la acción natural del Rayo Violeta.

Libro: Séptimo Rayo Violeta

Artículos Destacados