ABSALÓN

Foto Rubén Cedeño en la tumba de Absalón- Jerusalén - 5 de septiembre

Rubén Cedeño

Dolores Hidalgo

México16.4.2015

Libro: Biblia

Hay que cuidarse de no ser un Absalón, y por eso siempre acudo a su tumba en el torrente del Cedrón en Jerusalén, ya que cuando no es nadie, se sabe poco sobre determinados asuntos y viene alguien, da la mano y enseña, después hay quien se cree saber y poder más que quien le enseñó, le da la espalda, y se considera en las mismas alturas de las lides del que instruyó, pero luego la vida se encarga, que ese creído no pueda seguir. Por eso muchos padres judíos llevan a sus hijos rebeldes a la tumba de Absalón para reprenderlos y a veces hasta pegarles, con la creencia cierta de que así se corrigen. Absalón era el tercer hijo y el más amado del Rey David, que representa el discípulo o el hijo traidor. El Rey David colmó a Absalón de los mejores cuidados y las más excelsas instrucciones.