GRAN ÚLTIMA PREGUNTA - POR RUBÉN CEDEÑO

RUBÉN CEDEÑO RESPONDE A EDGAR SHAISTER

Valladolid, 25.11.2014

Tal vez esta pregunta no debería hacértela puesto que ya supongo la respuesta, sé que no es importante saberlo pero siento que te la debo de hacer.

A lo largo de la historia, de una forma u otra nos hemos enterado de la relación que tenían ciertas personas con los Hermanos Mayores, los Adeptos, así como Madame Blavatsky con el Maestro El Morya y Koot Hoomi; Alice Bailey con el Maestro El Tibetano; Max Heindel y Conny Méndez con el Maestro Saint Germain, de igual forma Krishnamurti con el Maestro Koot Hoomi, Maitreya con el mismo Señor el Mundo, de Paracelso también se supo que tuvo en un momento de su vida contacto con Ellos, al igual que C.W Leadbeater, Annie Besant, el coronel Olcott, Alfred Sinnet … etc...etc.

Tú me has dicho que no se tiene por qué preguntar a una persona si tiene contacto con los Maestros, porque se le siente, y se lo ves en su persona. Yo pienso que una persona como tú, que ha realizado tantos viajes, que haces este trabajo de clases a nivel mundial, no lo puedes hacer solo, sin la asistencia de los Hermanos Mayores. Si uso mi discernimiento me diría que tu persona los conoce, que los has tratado, que has sido instruido por Ellos y coordinado para dirigir semejante trabajo por el beneficio de la humanidad. Pero me gustaría saber por tu propia cuenta si mis sospechas son verdaderas, si lo que siento y creo es cierto, de ser esto así, ¿Algún día la gente lo habrá de saber?, ¿Algún día se revelará eso ante los demás?

De ser esto así Rubencito querido, tú que has transitado ese Sendero para llegar a “Ellos”, es mi deseo que me ayudes de igual forma a estar a los pies del Maestro, nutrirme de su enseñanza, comprometerme con Ellos y seguir el servicio al prójimo, de forma que pueda asistir a la humanidad con la guía de “Ellos”. Por favor, guíame a los pies de los Benditos Hermanos Mayores, es mi deseo comprometer mi vida con la humanidad y servirle, ayúdame a realizar dicho propósito.

Temo el día en el que ya no te encuentres más aquí y tu tiempo aquí haya culminado, ¿qué será de mí?, ¿de quién aprenderé? Yo necesito mano firme y dirección porque siempre me he sentido un completo ignorante en las fuerzas ocultas de la naturaleza, un ignorante en muchas cosas y no lo negaré, es mi deseo entablar una relación directa con alguno de los Hermanos Mayores y tener el honor de poder servirle a conciencia, algún día encontrarme frente a frente con Él y convertirme en su más ferviente discípulo. Te pregunto esto porque si tú lo has logrado, con esfuerzo y dedicación a los demás, tal vez un día, “Él” también me tome en consideración y me permita servir a su lado. Es mi deseo más anhelado, poder servirles al Maestro y a la humanidad, pero siempre tomando como guía la sabiduría de los que conocen el Plan de Dios para la humanidad.

CONTACTO SUPERIOR

Todo aquel que le pregunta a alguien que es considerado un guía espiritual, gurú o maestro, si conoce, se comunica o está en contacto con una Jerarquía Espiritual Superior, anda buscado autoridad para poder decir: “Fulano de tal, sí dice la verdad, porque está en contacto con cierta fraternidad de seres superiores”. Y como toda autoridad es falsa, incierta, está basada en algo externo y no en un asunto interno, no se ha vivenciado en primera persona. Debido a ello, si esta pregunta se hace a una persona seria, que persigue la verdad, tendrá como principio inviolable, el no revelar tener relación con algún miembro de una Fraternidad de Seres Superiores. Sencillamente de eso no se habla. Si acaso alguien tiene algún tipo de contacto superior, es irrelevante decirlo y si se hace, se corre el riesgo que ese hecho pase