MAESTROS O MAHATMAS - POR RUBÉN CEDEÑO

MAESTROS O MAHATMAS

RUBÉN CEDEÑO RESPONDE A EDGAR SHAISTER Madrid 14. 11. 2014

¿Qué palabra es más adecuada para referirse a los Hermanos Mayores, Mahatmas o Maestros Ascendidos? ¿Por qué se les dice ascendidos?, ¿acaso ya no poseen un cuerpo físico en esta Tierra?, ¿Se llevaron su cuerpo con ellos a un ámbito celestial o más elevado que éste? ¿O es usada la palabra ASCENDIDO para referirse a que han ascendido su conciencia? Cuando se ama inmensamente, se es incluyente con todos, sin separarse de nadie, se tiene Amor Compasivo, se es inteligente y se es intensamente bondadoso, ¿puede ser importante qué palabra es más adecuada para referirse a los Hermanos Mayores, si Mahatmas o Maestros Ascendidos? O por el contrario… ¿Cuando se es separatista, no se tiene la sensibilidad suficiente para amar en unidad a alguien, se es insensible al afecto abandonando a alguien, se puede creer que para esa persona puede ser importante qué termino usa para referirse a los Maestros? Ocuparse de eso, es no ocuparse de la esencia de la vida.

Los términos con que uno se refiera a los Maestros da igual, lo que verdaderamente importa es tener la sensibilidad para amar y no separase nunca de esos seres que se aman, ser intensamente agradecido, ser lo suficientemente coherente para llevar una vida cónsona con lo que se cree y predica si esto es denominado espiritual.

El término “Maestros Ascendidos” es una denominación inventada por ciertos grupos estadounidenses más o menos modernos, de mediados del siglo XX para referirse a los “Hermanos Mayores” y que sorprendentemente no usan entre “Ellos”, porque no todos son Maestros, ya que muchos no enseñan y por eso no son “Maestros”. Y dependiendo de lo que se quiera significar con la palabra “Ascendido”, muchos de “Ellos” no lo son, por no adaptarse a la conceptualización que se ha hecho de este término.

Las organizaciones que acuñaron el término “Ascendido” consideran que esto consiste en que a la hora del tránsito llamado muerte, la persona se tiene que llevar y volver luz el cuerpo físico, desmaterializándolo. Pero estas personas desconocen y no tiene en cuenta que esto no es lo más grande que se puede hacer en la vida, que hay una condición que es la más noble de todas, y es convertirse en “Nirmanakaya” o “Renunciantes al Nirvana”, donde se hace exactamente lo contrario, pronunciando los Votos del Boddhisatwa, que consiste en después de adquirir uno de los más elevados estados de conciencia, en vez de desmaterializarse, hacerse más material, más humano, manteniendo el cuerpo que ya se tiene o si no, buscándose uno para seguir en la Tierra, en el mundanal ruido para con un inmenso amor seguir al lado de los que se aman, ayudando a los necesitados ocupándose de los que sufren. Hacer esto es la proposición que hace la Metafísica a sus estudiantes.

Mi persona no anda buscando la ascensión y espero que ningún metafísico lo haga, lo que hace falta es quedarse en la Tierra sirviendo.

El término “Maestros Ascendidos” no es muy exacto que digamos para muchos de los que son llamados así. Esta es la razón por la que casi ninguno de los grupos de estudiantes que trabajan con “Ellos” en las escuelas más cercanas a sus lineamientos, no usan esta denominación. Pero no obstante “Maestros Ascendidos” fue el término usado por mi Maestra Conny Méndez y así los dio a conocer y es un término que mi persona usa en muchos de los libros que Dios me ha permitido escribir, y así los conocen muchas personas, pero no está demás saber la verdad al respecto.


Cuando se tienen acciones puras, se vive en fraternidad con la gente que se ama, se es supremamente inteligente, se siente amor compasivo por todos, por medio de una vida de renuncia y liberar luz a los demás, en un momento se consigue la unificación de la personalidad con el “Principio Vital Interno y la “Vida Una”, la persona se hace Luz, pero no es que se enciende como una bombilla. Esto sucede, es cierto, pero no es lo que exactamente definen o esperan algunas organizaciones estadounidenses con la definición de Ascensión, porque estas personas lo que esperan es algo físico, materialista que es la desmaterialización.

De todas formas, a los Maestros de Sabiduría, si acaso se les evoca, no es cuando se les llama por el título que pueden ostentar y se usen decretos, sino con el tipo de vida de inmenso amor, renuncia, fraternidad y compasión que se lleve. De hecho, al principio en el siglo XIX cuando los Adeptos se comenzaron a dar a conocer, no se les daba mucha rimbombancia en nombre y títulos, se les decía a todos “Lord”, tal vez con esta modesta sencillez deberíamos seguir mencionándolos, de esta manera no se generaría tanto rechazo como el que tiene la gente escéptica a las sectas denominadas de la Nueva Era.

Saber todo esto da un gran alivio. No sabe nadie por las angustias que han pasado la mayoría de esos grupos estadounidenses que han dado a conocer a los Maestros Ascendidos, al predecir la ascensión de algunos de sus miembros con la desmaterialización de sus cuerpos y que nunca les sucedió y que después del tránsito han tratado de disimular, ocultar información, incluso hasta mentir sobre la muerte de muchos de ellos. No ven acaso que diciéndose estar en la verdad, lo que están es presos en una maraña de mentiras. Por estos motivos siempre me he negado rotundamente a todas esas teorías y personas que han querido hace ver que Conny Méndez ascendió y les he dicho enfáticamente que no, que es una mentira, que Conny no Ascendió, porque mi persona vio sus cenizas que se enterraron en el “Cementerio General del Sur” en la ciudad de Caracas, su cuerpo físico no se volvió luz sino cenizas, no importan las explicaciones de elucubraciones mentales retorcidas pseudo-metafísicas que hayan querido dar, recuerden que la mente es muy hábil.


Y qué importa si Conny Méndez, Guy Ballard o Geraldine Innocente han ascendido o no, como han querido hacer ver. Eso es vanidad espiritual, eso es externo, lo importante es el trabajo que se hace por los demás, la sensibilidad que se tiene hacia las otras personas queriéndolas y esto mismo es aplicable a los Mahatmas. Por favor, tomemos conciencia que las grandes obras por la evolución humana que han sido hechas por estos seres, que según estos grupos estadounidenses consideran “inascendidos” como Mahatama Gandhi, Rabindranath Tagore, Albert Einstein, María Curie, Steve Jobs, la Madre Teresa de Calcuta, es grandiosa y los califica en un ámbito superior, sean o no llamados Maestros. Esto no quiere decir que se niegue que detrás de ellos, apoyando su obra hayan estado inspirándolos y protegiéndolos en su trabajo, algunos de los Mahatmas.

El ser Maestro Ascendido o ascender es un tema que no les ocupa a los estudiantes de Metafísica. En vez de eso nos ocupamos de trabajar ardientemente en el plano físico por la educación espiritual de la humanidad, la purificación de los pensamientos y sentimientos en positivos, ser poderosamente incluyentes y serviciales con la humanidad. Y si algún día, algún metafísico se topare con salir de la rueda de reencarnaciones, lo cual es una evasiva psicológica a los problemas, al amor a la gente, y que es a lo que supuestamente se le llama “Ascensión”, lo que hemos instruido es a renunciar a ella, dar media vuelta hacia el mundo y seguir trabajando en la Tierra, por la liberación del sufrimiento de la humanidad.


Hay grupos que viven haciendo decretos para la Ascensión, deleitándose en este pensamiento y cada vez son más agresivos, más fanáticos, mediocres, separatistas, desordenados, dicen más disparates, no hacen mucho por los demás. Hay otros, como los metafísicos, que vivimos ocupados en el mejoramiento personal, en ser incluyentes, en ayudar al prójimo, en que se viva lo más posible en orden, cultivar el actuar inteligentemente tratando de no separarse de nadie sin esperar ni pensar en ninguna ascensión. Es posible que no se consiga nada, conseguir algo no es importante, es cultivar el deseo lo que deriva en ansiedad, competencia, ser diferente a los demás y esto es agresividad ¿Es posible ser realmente espiritual cuando se es agresivo?

De alguna manera en ciertos libros y conferencias he asociado el ser un Maestro Ascendido con ser un Iluminado. La Iluminación no es otra cosa que el desbloqueo absoluto de la mente en todos sus niveles cognoscitivos, de cualquier noción de separación, abarcando todas las extensiones de la existencia, sin ningún tipo de límites intelectuales, emocionales, geográficos, ni de planos de manifestación, no es un asunto teórico, es una dimensión híper-psicológica, que connota pasar de funcionar con la mente concreta a la mente superior y de allí abarcar niveles insospechados de sensibilidad con toda la Vida.




Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo