ÁRBOL DE NAVIDAD

El Árbol de Navidad nos representa a nosotros, y todas las lucecitas que le ponemos son nuestros pensamientos, ideas y sentimientos iluminados, cada uno con el color del Aspecto de Dios que representa. Cuando el Árbol está hecho con amor y devoción, suele atraer la presencia de un Ser o un Santo, que permanece a su lado durante todas las festividades Navideñas; así que de antemano se lo podemos dedicar a un Ser de Luz.


Los Árboles de Navidad deben ser adornados con figuras Angélicas, luces, globos, lazos y demás elementos, con los colores del arco iris. No importa que el Árbol sea natural o artificial.


Los símbolos Navideños representan la Luz, brillo y color de nuestro estado divino. Estos símbolos que se usan en la Navidad, cuando se ponen en algún lugar, atraen la energía bella y buena de lo que representan, y rechazan las cosas feas que la gente emana.

Extraído del Libro “ESPÍRITU DE LA NAVIDAD”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.


Artículos Destacados