ÁNGELES SOLARES

Los Ángeles Solares son los Agnishwattas, los grandes Devas de la Mente, los constructores del Cuerpo del Ego y productores de la Individualización o logro de la conciencia. El trabajo de los Agnishwattas en el Plano Mental dio por resultado un descenso de fuerza o energía desde la Mónada (o Espíritu) que, en conjunción con la Energía del Cuaternario Inferior, produjo la aparición del Cuerpo Egoico en el Plano Mental Superior.


El trabajo de los Agnishwattas (los principios autoconscientes, los Constructores o erectores del Cuerpo Egoico en los niveles mentales superiores) consiste en unificar los tres principios superiores -Atma, Buddhi, Manas- y los tres inferiores, y así llegar a ser, en realidad, el principio medio del hombre.


Los Agnishwattas construyen los pétalos empleando Su propia sustancia, sustancia energizada por el principio del “Yoísmo” o Ahamkára.


REGLA UNO


“El Ángel Solar se recoge en sí mismo, no disipa su fuerza. sino que, en profunda meditación, se comunica con su rejlejo”. D.K.


En vista de la distracción en que vive la personalidad con los asuntos externos, los deseos, apegos, sufrimientos pasionales, preocupaciones por lo pasajero, el Ángel Solar, como expresión Crística o del Alma, permanece en meditación profunda, casi como en un sueño eterno, esperando ese día glorioso en que pueda ser despertado, cuando la personalidad, demande de él su atención, porque desea intensamente unirse a ella.